Fue el resultado de 649 controles efectuados durante la última semana en zonas vulnerables.


Un total de 227 vehículos fueron remitidos al corralón en la última semana, en operativos realizados por la Secretaría de Control y Convivencia Ciudadana municipal junto al Ministerio de Seguridad provincial.

Entre el 23 y el 27 de septiembre se efectuaron 649 controles preventivos de parte de la Dirección General de Tránsito junto al Tercio Delta del Comando Radioeléctrico de la Policía de Rosario en zonas vulnerables. De ese total, 227 intervenciones derivaron en traslados al depósito municipal.

Cabe destacar que se trata de procedimientos móviles que se desarrollan de manera sorpresiva desde la tarde y hasta la madrugada de cada jornada. Los agentes involucrados se concentran en los aspectos que hacen a la seguridad vial pero también a lo que concierne a la comisión de delitos.

En este sentido, las intervenciones cuentan con la instancia del control municipal en el que se requiere la documentación del vehículo y se controlan la presencia de elementos y medidas de seguridad reglamentarias, como por ejemplo, la tenencia de casco y la chapa patente, así como también, la titularidad del rodado y si están vigentes pedidos de captura policial.

Por otra parte, los efectivos policiales se encargan de identificar a conductores y acompañantes y fiscalizar cuestiones relacionadas con armas de fuego y drogas.




Comentarios