"Yo no fui a esconder nada", aseguró el subcomisario Higinio Bellaggio sobre su tarea tras el enfrentamiento.


La controversia por la desaparición del bolso que llevaba Mariano Valdés cuando se tiroteó con un grupo de personas en la autopista Rosario-Buenos Aires sumó un nuevo elemento este martes. Su segundo al mando en Santa Fe, Higinio Bellaggio, confirmó que se llevó la prueba tan buscada e incluso comentó qué había dentro.

Ante la acusación por entorpecer el accionar de la Justicia al llevarse el material y romper la cadena de custodia, el ex titular de la delegación Rosario respondió: “Yo no fui a esconder nada, quiero que esto se aclare”. En esa línea explicó que no revisó las pertenencias de su superior hasta la mañana siguiente, cuando ya había regresado a la capital provincial.

Más calmado que al momento de ingresar a los gritos a los Tribunales de Villa Constitución, el funcionario de 42 años reconoció que abrió el bolso Adidas azul oscuro con vivos rojos mientras estaba en su oficina. Lo hizo por pedido telefónico de su jefe desde el Sanatorio Mapaci, donde le pidieron que recogiera dichos efectos personales y también le llevara una muda de ropa.

Como era de esperarse, la lista de objetos no cumplía con la expectativa que generó la falta de la evidencia durante más de una semana después del tiroteo. Según enumeró, el uniformado se encontró con un par de zapatos de vestir, dos paquetes de yerba La Merced, una caja de jugo Tang, remeras, unos shorts y un perfume.

Después de lograr que ambos imputados quedaran bajo prisión preventiva, el fiscal Matías Edery le restó importancia a lo que pudo haber dentro realmente al momento del enfrentamiento. Lo fundamental para uno de los encargados de la causa en esta instancia es que ambos realizaron “maniobras para condicionar el esclarecimiento del hecho“.




Comentarios