Molesto con algunos comentarios, el mandatario mantuvo un acalorado intercambio con el periodista.


Un insólito episodio ocurrió en Arroyo Seco. El intendente de esa localidad, Nizar Esper, interrumpió un programa de radio, molesto por algunos comentarios del conductor, a quien invitó a resolver las diferencias en la vía pública.

Esper se dirigió hasta la puerta de los estudios de Radio Extremo 106.9 e ingresó a la emisora mientras Maxi “Pico” Pascual conducía su programa “Dos & Pico”. En ese momento, el intendente interrumpió al conductor a los gritos, golpeando vidrios y pidiendo hablar con él.

Pascual le recriminó la actitud al mandamás de la localidad y le dijo que cuando finalizara su envío lo esperaba afuera de la emisora. Luego se levantó de la silla y le cerró la puerta en la cara.

Al parecer, Esper se molestó con algunos comentarios del periodista vinculados a hechos de inseguridad que vienen ocurriendo en Arroyo Seco.




Comentarios