La droga fue detectada por un perro entrenado de Gendarmería Nacional (GNA) al revisar un depósito fiscal de la localidad de Arroyo Seco.


Unos tres kilos de cocaína fueron secuestrados este viernes cuando estaban ocultos en encomiendas de estufas eléctricas en un depósito fiscal cerca de Rosario.

La droga fue detectada por un perro entrenado de Gendarmería Nacional (GNA) al revisar un depósito fiscal de la localidad de Arroyo Seco, a 25 kilómetros al sur de Rosario.

“El hecho se dio cuando personal del escuadrón Rosario-Victoria de GNA, realizó el registro de encomiendas que se hallaban en un depósito judicial de la ciudad de Arroyo Seco“, informó la cartera de Seguridad a través de un comunicado.

Agregó que “en la inspección, el can detector reaccionó en forma positiva sobre un bulto compuesto de cuatro estufas eléctricas” que estaban para ser despachadas.

Al abrirlas, el personal de Gendarmería encontró “cuatro paquetes rectangulares, envueltos en papel metálico y cinta transparente, con una sustancia polvorienta”.

Al ser sometida al narcotest “arrojó positivo cocaína, con un pesaje total de 3,142 kilos”, informó el Ministerio. La droga fue incautada y se inició una causa en el juzgado federal 3 de Rosario a cargo de Carlos Vera Barros.




Comentarios