Se lo acusó de participar de un chat en el que obtuvo y distribuyó el material.


Un joven de 28 años fue sentenciado a tres años de prisión de ejecución condicional por tenencia de material pornográfico infantil. La jueza penal de primera instancia Hebe Marcogliese homologó el procedimiento abreviado este miércoles.

A Andrés Lell en un allanamiento se le secuestraron dispositivos electrónicos en los que se encontraron 2.500 videos y cuatro mil imágenes de menores de edad en conductas sexualmente explícitas.

La fiscal Graciela Argüelles de la unidad de Delitos Contra la Integridad Sexual acusó al joven de haber participado en un chat donde se intercambiaba este tipo de material.

Por los delitos de tenencia de material pornográfico infantil y tenencia de material pornográfico para fines equívocos de distribución fue condenado a tres años de prisión de ejecución condicional.





Comentarios