La defensa argumenta que hubo "errores técnicos". El sindicalista continúa detenido por lavado de activos.


El abogado de Herme Juárez, el sindicalista portuario detenido en el marco de una investigación por lavado de activos, pidió la nulidad del proceso judicial al considerar que existen “errores técnicos”.

“Nuestro sistema penal inquisitorio exige que exista indefectiblemente un requerimiento fiscal. El juez es solamente un director de todo el proceso. Si eso no se da, se compromete todo el proceso, como creemos que se dio en este caso”, explicó Gastón Rabadé, uno de los defensores del hombre que supo dirigir la Cooperativa de Trabajos Portuarios durante décadas.

El reclamo se basa en que la investiagión inició bajo la sospecha de actividades relacionadas al narcotráfico, mencionadas en una denuncia anónima, pero cuando esa acusación cayó por ausencia de pruebas, el juez federal de Campana que entiende en la causa, Adrián González Charvay, dijo que habría otros delitos de índole económico pero no realizó requerimiento fiscal sobre esa situación.

Si cae la causa por nulidad —que deberán resolver los magistrados Alberto Lugones, Juan Salas y Marcelo Fernández— vuelve todo a la situación previa a la actuación de la Justicia y además se abre la puerta para iniciar un reclamo judicial contra el Estado, además de un jury de enjuiciamiento al magistrado que intervino de modo irregular“, explicó.

Juárez continúa detenido a la espera de que le otorguen la prisión domiciliaria a raíz de que “su estado de salud, que es monitoreado permanentemente por profesionales, presenta altibajos”.




Comentarios