Sostienen que los problemas en las cuentas del Ejecutivo fueron "causados por su propia administración".


El recorte que anunció la Municipalidad esta semana recibió el visto bueno de la oposición, aunque la opinión no está exenta de críticas. Desde el macrismo aseguraron este sábado que “el gasto corriente es alarmante hace mucho tiempo en Rosario” y agregaron que muchos barrios fueron perjudicados porque “los recursos públicos estaban mal direccionados”.

A partir del planteo de la intendenta Mónica Fein sobre el impacto de la devaluación posterior a las elecciones, la concejala Germana Figueroa Casas respondió que los inconvenientes “no se generaron esta semana por la suba del dólar, sino que fueron causados por su propia administración”. Al mismo tiempo, se quejó de que los ediles no fueran notificados sobre las medidas, aunque al mismo tiempo se pusieron a disposición para colaborar.

Bienvenido todo lo que sea recortar gastos superfluos porque se trata de los recursos de los contribuyentes rosarinos, pero desde Cambiemos hace años que estamos cursando pedidos de informes”, remarcó la dirigente del PRO. A la hora de trazar ese balance, señaló que el Ejecutivo “no puede invertir en obras si no es con aportes de la Provincia o la Nación”.

Figueroa Casas remarcó que el ajuste acordado en el Palacio de los Leones “se debió implementar antes“, ya que “la Municipalidad gasta mal”. A esto añadió que el socialismo nunca respondió a las solicitudes del Concejo en cuanto al incremento del personal y el destino de los recursos.




Comentarios