Mediante un juicio abreviado se dispuso una pena de un año de prisión condicional con trabajo comunitario en una iglesia.


Una maestra acusada por grooming acordó un juicio abreviado y quedó en libertad. Deberá pagarle 600 pesos a la víctima y realizar tareas comunitarias.

La jueza de Primera Instancia Hebe Marcogliese resolvió homologar el procedimiento presentado por la Fiscalía y aceptado por la Defensa, condenando a Joana Nagnug a la pena de un año de prisión condicional.

La mujer fue acusada por enviarle mensajes de Whatsapp a un menor de 13 años en los que entablaba una conversación de índole sexual, para luego acordar un encuentro con la víctima, el cual no fue concretado, según detallaron desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Entre los textos expuestos durante la audiencia uno decía “Te quiero a vos y besarte todo”. Con estas pruebas se resolvió que quede en libertad condicional, abone una indemnización de 600 pesos a la víctima y realice tareas comunitarias no remunerativas en una iglesia.

Además, se le prohibió acercarse al menor y se dispuso que sea sometida al control del Servicio Post-Penitenciario, con visitas mensuales.




Comentarios