Ramón Machuca le había pedido a su pareja que no lo visitara más por temor a una trampa para incriminarlo en prisión.


Pasados nueve meses sin ver a sus familiares directos en prisión, Ramón Ezequiel Machuca le pidió a la Justicia provincial que morigeren el régimen bajo el cual se encuentra alojado en la cárcel de Piñero. Desde el entorno del rosarino condenado como jefe de “Los Monos” argumentan que el Servicio Penitenciario provincial se niega a acatar una orden judicial previa al respecto.

La medida a la que se refiere el abogado Carlos Edwards fue dictada el 16 de abril por el juez Juan José Alarcón, quien dispuso que las autoridades tomaran las medidas necesarias para concretar visitas en el pabellón al menos una vez al mes. En cambio, los responsables del penal sólo permiten esos encuentros en un salón de usos múltiples (SUM) de la unidad.

“Me avisaron que cuando mi mujer viniera a verme, le iban a poner una bala o una sierra entre las pertenencias para decir que yo me quería profugar”, aseguró “Monchi Cantero” a la hora de explicar su situación actual en un reportaje con Rosario/12.

Según informó El Ciudadano, el representante legal de Machuca no sólo apunta resolver el incumplimiento del Servicio Penitenciario. El letrado también manifestó que su defendido quiere recibir asistencia psicológica y espiritual, algo que ya había solicitado en junio y parece haber caído en saco roto.





Comentarios