El ministro Pullaro defendió el nuevo esquema que pretende sacar detenidos de comisaría.


Unos 130 detenidos en diferentes seccionales fueron concentrados este miércoles en la Comisaría 15° de Sarmiento y Ameghino y desde allí se los traslado a la Unidad Penal N° 11 de Piñero, aunque el operativo generó desconecto en los padres de la Escuela 1032 ubicada a metros de la sede policial.

El esquema fue supervisado por el ministro de Seguridad de la provincia, Maximiliano Pullaro, que defendió el horario elegido para mover a los apresados. “Se trabajó entre las 12.15 y las 13.15 precisamente para evitar coincidir con la salida y la entrada de los niños a clases”, dijo el funcionario en diálogo con la prensa.

No obstante, autoridades del establecimiento educativo y padres denunciaron la centralización de los detenidos en la comisaría, ocasión que durante toda la mañana, incluso en el momento en que se producía la salida de los alumnos del turno mañana, llegaban patrulleros y celulares policiales con personas privadas de su libertad.

Conflicto aparte con los vecinos, Pullaro resaltó la importancia del traslado, que es el cierre de un operativo que se inició hace tres días y que tuvo como objetivo concentrar todos los detenidos en las seccionales de rosario y en las comisaría y alcaidías de unidades regionales de los departamentos del sur santafesino, en el complejo carcelario de Piñero.






Comentarios