Uno de los más de siete disparos que efectuaron desde un auto impactó en su abdomen hiriéndolo de gravedad.


El joven sanlorencino baleado en Fournier y Clemente Albelo falleció en el hospital Eva Perón de Granadero Baigorria.

Rodrigo Gigena, de 25 años, en la noche del martes último quedó en la línea de fuego de un ataque armado perpetrado desde un auto. Estaba en la vereda, frente a la casa de sus padres y recibió un disparo en el abdomen.

Fueron entre siete y diez las detonaciones que se escucharon alrededor de las 22. Algunos proyectiles calibre nueve milímetros quedaron incrustados en el frente de la casa de los Gigena, donde tienen un almacén.

Este hecho generó el hastío de los vecinos que al día siguiente, tras otro enfrentamiento armado en la zona, decidieron prender fuego un supuesto bunker de drogas.

Mientras el fuego se esparcía en el interior de la vivienda de Juanario Luna al 1200, escribieron en el frente “Acá no se vende más“.

Los vecinos cansados incendiaron una casa que funcionaba presuntamente como kiosco de droga.(@anytramontini))

Tras la muerte de Gigena, su familia manifestó su dolor en las redes sociales. “Se que la peleaste hasta lo último, y cómo la luchaste… lo único que pido es que puedas descansar en paz“.

El dolor de los familiares en redes sociales.(Captura Fecebook)





Comentarios