Fue imputado por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público.


Este martes fue imputado el José B. por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público tras el allanamiento realizado en la Alcaidía de San Lorenzo.

El procedimiento dejó al descubierto la presencia de presos vip, que contaban con televisores de 40 y 50 pulgadas y celulares, además de memorias, seis cuchillas tipo carnicero, chairas y piedras para afilar.

Inclusive se encontraron a dos mujeres que no debían estar alojadas allí y prendas femeninas que no les pertenecían, lo que podría indicar la visita de otras personas al lugar.

Por esta situación, el fiscal Aquiles Balbis imputó José B. por cohecho e incumplimiento de los deberes de funcionario público en concurso real y en calidad de autor como consumado y en calidad de autor material.

Durante la audiencia el funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) dio a conocer que en abril cumpliendo funciones como “jefe a cargo de la Alcaidía Mayor recibió sumas de dinero como contraprestación de beneficios que le otorgaba a internos“.

Además, se le imputó lo ocurrido el 2 de agosto cuando permitió el ingreso de D.G y A.G. cuyo traslado había sido ordenado por parte del MPA hacia la nueva Alcaidía de Rosario, “hecho que impidió imponiéndose por sobre el personal subalterno encargado de dicho traslado“.

La jueza de Primera Instancia Griselda Strólogo no hizo lugar a la solicitud de medida cautelar de la Fiscalía, otorgándole la libertad al imputado.





Comentarios