La viuda de Jonathan Gardini encabezó una marcha para pedir que siga detenido el único acusado por homicidio culposo.


A casi dos meses de la muerte del vigilador que fue atropellado por un camionero durante un piquete en San Lorenzo, sus familiares y allegados encabezaron este lunes una marcha para pedir justicia por Jonathan Gardini.

En el marco de concentración organizada en el Parque Sur de Granadero Baigorria, la viuda del hombre de 38 años confirmó que sus asesores legales “renunciaron al caso” y se mostró sorprendida por la decisión. “No sé cuál fue el motivo. Mañana tengo que salir a buscar un abogado”, relató.

En diálogo con Canal 3, la madre de los cuatro hijos de Gardini comentó que el sindicato los está apoyando y la ayuda en la búsqueda de trabajo. Más allá de esta cuestión, la mujer advirtió sobre el único detenido por el hecho que “hay posibilidades de que espere el juicio en la casa”.

“Queremos que siga preso y que pague por lo que hizo. No robó un caramelo, él mató a una persona. Como familia quedamos destruidos, estos dos meses fueron eternos”, expresó la esposa del vigilador fallecido. La semana que viene, la Justicia penal deberá resolver la situación del chofer de 24 años ante el vencimiento de la prisión preventiva que se le dictó por 60 días.






Comentarios