La Municipalidad clausuró el comercio que ya había sido denunciado por teléfono y no tenía habilitación.


La Secretaría de Control y Convivencia clausuró este viernes un bar ubicado sobre Jujuy al 2800, donde el local se encontraba abierto al público a pesar de no tener la habilitación correspondiente por parte de la Municipalidad de Rosario.

Según informaron desde el Ejecutivo, el procedimiento que encabezaron inspectores y personal de la Guardia Urbana Municipal (GUM) se llevó a cabo durante un show de stand up. En el interior había unas 30 personas que fueron desalojadas.

Jeudy, donde hasta el año pasado funcionaba Blackmont, había sido denunciado telefónicamente en varias oportunidades. El lugar era una vivienda que había sido equipada como bar y minimercado, aunque no tenía matafuegos ni baños adecuados a las medidas de higiene y seguridad exigibles por ley.






Comentarios