Madre del menor al que le volaron los dientes en un recreo dijo que “no había ningún adulto para asistirlo”



Agustín fue agredido el martes en el Colegio San Francisco Solano de Río de Janeiro al 1200.

Luego de conocerse la salvaje golpiza que sufrió Agustín, un joven de 15 años durante un recreo en el Colegio San Francisco Solano, Gabriela, su mamá, denunció que fueron los compañeros del menor los que lo asistieron porque “no había adultos controlando”

Si bien el hecho ocurrió el martes, trascendió en las últimas horas al tiempo que se conocieron fotografías de la boca de la víctima al que otro adolescente de la misma edad le quebró el maxilar inferior y le voló varias piezas dentarias.

“Cuando nos preguntaron del caso en el Ministerio de Educación, conté que fueron los compañeros los que ayudaron a Agustín, ya que no había ningún adulto para asistirlo“, mencionó Gabriela en contacto con la prensa.

Los mismos estudiantes trasladaron al chico a la dirección y recién allí se comunicaron con sus padres.

“Me llamaron muchos padres diciendo que quieren hacer una nota por la violencia que propinaba el atacante. Habría casos de empujones en la escalera,  maltrato a las chicas, etcétera”, manifestó la madre.

El menor se encuentra ahora en reposo y con dieta líquida, a la espera que surta efecto la reimplantanción de los dientes. “Por ahora no puede regresar a clases porque los dientes no están pegados”, informó.

La mujer destacó la tarea de las compañeras del adolescente que buscaron en el patio escolar los dientes de Agustín. “Hay una pieza que nunca apareció y deberá recibir un implante”, puntualizó.