La continuidad de la planta estaba en duda ante la imposibilidad de exportar el volumen esperado por cuota Hilton.


Con el correr de los días, el horizonte del frigorífico Mattievich en Carcarañá parece haber mejorado a pesar del conflicto por el reparto de la cuota Hilton. Los directivos de la firma señalaron este miércoles que hallaron una alternativa para continuar con el negocio y evitar así el cierre que perjudicaría a unos 300 empleados.

El gerente general Jorge Torelli confirmó que decidieron mantener en funcionamiento las instalaciones a pesar de que el Gobierno nacional sólo les asignó 50 toneladas para exportación frente a las 300 que tenían previstas. Hace un año el lugar se había reactivado en un acto encabezado por el presidente Mauricio Macri y ahora apuestan a reorientar la producción.

Según informó Puntobiz, el directorio inició una serie de negociaciones para desembarcar en nuevos mercados. De esta manera, en la compañía se abrió la expectativa de sostener la actividad en Carcarañá, una inversión que había hecho específicamente con el fin de aumentar las ventas a otros países.

El problema de Mattievich consiste en que el Estado no consideró su fábrica como una planta nueva, lo que le hubiera valido el porcentaje de cuota Hilton al que aspiraban los dueños. Actualmente la firma destina el 90% de lo que produce al mercado interno.






Comentarios