Los 26 trabajadores afectados quieren garantías del propietario del inmueble para definir cómo retomar la actividad.


A dos semanas del cierre del lavadero de jeans ubicado en Zeballos al 4600, este lunes hubo una nueva reunión entre los representantes de la empresa y los 26 trabajadores que se quedaron en la calle sin previo aviso.

Durante el encuentro realizado en la sede del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, la patronal se mostró dispuesta a entregar las máquinas instaladas como parte de la indemnización que le corresponde a los empleados. Si bien esto abriría la puerta para formar una cooperativa y garantizar la continuidad laboral del personal, desde el gremio advierten que aún no se sabe quién es el dueño del inmueble.

Fuentes consultadas por la emisora LT8 confirmaron que hasta el momento los dueños terminaron de pagar los sueldos que se adeudaban. Mientras se espera una nueva audiencia entre las partes, los trabajadores adelantaron que seguirán con la toma del galpón hasta tener una respuesta concreta sobre su situación.

Fotografía: @BeatrizPriotti.






Comentarios