Mauricio Bruzuela, secretario general del Soepu, precisó que la decisión de la firma "es  de una irresponsabilidad y una hijaputez tremenda". 


Los 200 trabajadores de la procesadora de residuos industriales IDM de San Lorenzo se vieron sorprendidos el último martes al ser notificados que se quedaron sin cobertura médica. Ante esta situación, decidieron parar la producción.

“Es una irresponsabilidad y una hijaputez tremenda que les hayan cortado la obra social. Es grave el desprecio que la empresa ejerce sobre los compañeros”, denunció Mauricio Brizuela, secretario general del Sindicato Obreros Empleados Petroquímicos Unidos (Soepu).

La grave situación se conoció cuando los empleados fueron a la oficina de atención de la obra social, situada en el centro de la San Lorenzo.

Brizuela precisó que la empresa argumentó que una nueva compañía de medicina prepaga se encontraba en proceso de habilitación para cubrir el servicio de salud de los trabajadores. Pero se quejó de que no hubo un aviso previo de la firma. “La empresa no comunica fehacientemente nada. Tiene que avisar con anticipación. Desde la prepaga dijeron que ya no tenían convenio con IDM. Es una irregularidad grave porque la ley establece que la obra social tiene que hacerse cargo de la cobertura médica de los trabajadores por los próximos tres meses”, remarcó.

“Dejaron a los trabajadores sin obra social y tampoco dan la cara”, insistió el secretario general de Soepu y añadió que los trabajadores al quedarse sin cobertura tienen que pagar más dinero para comprar medicamentos.

Por otro lado, el referente sindical recordó que los empleados de IDM no cobraron aguinaldo. “Hay compañeros que cobraron una quincena de 10 o 12 mil pesos. Si tienen que gastarse 3 mil en medicamentos se quedan sin comer”, aseveró.






Comentarios