La alerta por ráfagas intensas se mantenía hasta el mediodía.


Al menos hasta el mediodía seguía vigente la alerta meteorológica por vientos fuertes que afectaba gran parte del centro del país. El fenómeno se inició a última hora de este lunes y en Rosario provocó varios trastornos, sobre todo con la caída de árboles y cableado.

Hasta media mañana, el área de Defensa Civil de la Municipalidad de Rosario había reportado una veintena de denuncia de vecinos por árboles obstruyendo calles y veredas.

Según indicó Gonzalo Ratner, titular de Defensa Civil local, “hubo ráfagas ocasionales que oscilaron entre los 65 y 70 kilómetros por hora” y la mayor velocidad registrada alcanzó los 84 kilómetros por hora.

Según manifestó el funcionario, se recepcionó el caso de la voladura de una chapa, el desplome de una columna y el corte de dos cables. Se prometía que durante el transcurso de la jornada se fueron solucionando los reclamos.

Se especulaba con que los llamados no se multiplicaron como en otras ocasiones debido a que el viento no estuvo combinado con fuertes lluvias que son las que suelen aflojar el suelo.





Comentarios