El Ente de la Movilidad confirmó que esta semana estará listo el cálculo para que la intendenta defina si aplica una aumento de tarifa.


El Transporte Urbano de Pasajeros podría sufrir un nuevo aumento en las próximas semanas. Es que por estos días estará listo el estudio de costos del Ente de la Movilidad y en base a los resultados la intendenta Mónica Fein deberá definir si aplica un nuevo incremento en el boleto o si dejará esa decisión en manos de Pablo Javkin, el intendente electo.

El último estudio se realizó en diciembre pasado cuando se determinó que la tarifa de colectivos debería valer $26,34, lejos de los 23,17 que cuesta en la actualidad y se estima que el número rondará los 30 pesos.

A esta discusión hay que sumarle que este año también se deberá definir el nuevo modo de cálculo de las variables ya que los subsidios nacionales son menores al año pasado, hubo aumento de combustibles, los choferes nucleados en la UTA exigen un incremento del 40 por ciento y que al haber cambio de signo político en la Gobernación, se deberá determinar cuál es el monto que se destinará desde Provincia al sistema local.

Lo cierto es que la intendenta Mónica Fein tendrá hasta el 30 de este mes para tomar la decisión de hacer uso de sus facultades de incrementar hasta un 90 por ciento de lo que arroje el estudio técnico o si, por el contrario, dilatar la decisión hasta el fin de su mandato.

Por lo pronto, desde el sector de Javkin dan por sentado que Fein es quien debería hacerse cargo de aumentar el boleto de colectivo. La actual funcionaria no tiene cargo político por delante y finaliza su gestión el 10 de diciembre.

Los nuevos números del Ente de la Movilidad estarán listos antes del fin de semana por lo que habrá un panorama más claro y más actualizado del transporte.

Vale recordar que el año pasado, a partir de la reducción de los subsidios nacionales, desde la Municipalidad se tomó la decisión de aumentar el Fondo Compensador a partir de la incorporación de una sexta patente a los vehículos, el aumento de la alícuota del Drei a las entidades bancarias y fondos provinciales. A esto hay que sumarle la reducción de costos a raíz de la implementación del biodiesel en más del 50 por ciento de la flota.

Pese a estas medidas, rige la preocupación por los nuevos números que podría arrojar el Ente de la Movilidad y la baja sostenida de pasajeros en los últimos años.





Comentarios