La orden judicial permitió el secuestro de cocaína y marihuana tras una treintena de allanamientos este fin de semana.


La investigación sobre los hilos que aún conectan a “Los Monos” con el negocio de la droga en Rosario avanzó a lo largo del fin de semana largo. Este lunes se confirmó la requisa de la celda de un ex barra brava de Central en en el marco de una serie de 30 allanamientos vinculados a una denuncia posterior a la megacausa por condenaron a los principales miembros de la banda.

El operativo fue desplegado desde el viernes a partir de la orden del juez federal Marcelo Bailaque, el mismo que hace dos meses procesó por narcotráfico a Ariel Máximo Cantero y Leandro Vilches. Ambos aparecen conectados a la organización que tiene como presunto líder a Gustavo Martinotti, vinculado a la venta de estupefacientes en el barrio 7 de septiembre.

Al igual que Mario Visconti, el “Toro” tiene un pasado en el paravalanchas canalla y figura en la pesquisa como un nexo con “Guille” y otros cabecillas de la banda radicada en La Granada. La diferencia es que el “Gringo” quedó tachado en el expediente después de su ejecución en las afueras de Ibarlucea el 31 de mayo de 2016, mientras que el imputado de 46 años está bajo prisión preventiva en Piñero por amenazas y abuso de armas luego de ser denunciado por su hermana.

El procedimiento a cargo de la Policía Federal Argentina (PFA) en los últimos tres días kilos concluyó con el secuestro de cocaina, marihuana y teléfonos celulares.

Los allanamientos incluyeron la ciudad de Funes y las cárceles de Marcos Paz y Coronda, donde Cantero y Vilches purgan sus respectivas condenas por diferentes delitos. A diferencia del “Gordo”, el hermano del “Pájaro” fue declarado culpable en la causa sobre narcotráfico correspondiente al operativo “Los Patrones” y recibió una pena de 15 años. La sanción fue la segunda más alta detrás de los 17 años que recibió Jorge “Ema” Chamorro, señalado como otro de los líderes de la banda que ambos manejaban tras las rejas.






Comentarios