Lilita dijo que el problema en el Estado provincial "son los que tienen que ver y después quieren controlar".


Con el mismo modus operandi con el que desembarcó en la previa de las primarias abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso), Elisa Carrió visitó Rosario este martes para apoyar a los candidatos de Cambiemos y fustigó a “los funcionarios o los partidos que tuvieron complicidad” con la venta de droga y el delito.

Sin referirse en forma explícita a las autoridades del Gobierno de Santa Fe, Lilita consideró que esos actores “no pueden enfrentar el problema del narcotráfico” a nivel provincial. A su vez argumentó que eso se desprende del “manual del narco común”.

“El problema son los que tienen que ver y después quieren controlar“, manifestó la diputada nacional a la hora de reiterar sus críticas hacia la administración del Frente Progresista, a la cual asoció con “Los Monos” hace menos de dos meses.

Luego de una reunión con el intendente santafesino José Corral y el concejal Rodrigo López Molina, en el cierre de la campaña del macrismo, la legisladora advirtió sobre las represalias ante avances en las causas recientes: “Eso para el narco es traición y la traición se paga con balas o con condicionamientos familiares“.






Comentarios