La aprehensión se suma a los tres uniformados sobre los que se sospecha que integraban una asociación ilícita con el jefe narco.


Las detenciones que exponen la vinculación de la policía con el accionar del narco Esteban Alvarado alcanzaron en las últimas horas a dos hombres. Por un lado cayó otro agente, que particularmente era responsable del seguimiento de Alvarado, más un civil que tenía prisión domiciliaria. Las aprehensiones se suman a los tres agentes que fueron detenidos ayer.

Entre los apresados se encuentra Pablo Bancora, empleado del Ministerio Público de la Acusación (MPA) apostado en Buenos Aires y que se desempeñaba en la unidad fiscal que le seguía los pasos a Alvarado.

Las actuaciones también alcanzaron a Marcelo Ocampo, alias “El Fino”, civil que cumplía en la prisión preventiva domiciliaria dictada en su contra en una causa por tenencia ilegítima de arma de fuego.

Los dos últimos detenidos se suman a los tres agentes que estaba previsto fueran imputados este viernes después del mediodía.

La Fiscalía trabajaba en la hipótesis de la existencia de una asociación ilícita liderada por el apresado Esteban Lindor Alvarado que alcanzaba a los uniformados, quienes también están involucrados en las balaceras al Poder Judicial. Puntualmente en la sede del Centro de Justicia Penal, los Tribunales de Pellegrini y Balcarce, además del frente de la vivienda de una empleada del MPA en barrio Martin.






Comentarios