El carné que reemplaza al cartón tradicional ya no es obligatorio y la Municipalidad decidió dar de baja su impresión.


A partir de la modificación del Código Alimentario Argentino, la Municipalidad de Rosario anunció este lunes que suspendió la emisión de la libreta sanitaria. En paralelo, adelantaron que implementarán cambios en los cursos de capacitación para manipulación segura vinculados a comercios y locales gastronómicos.

La intendenta Mónica Fein destacó que la resolución de alcance nacional implica que el trámite anual ya no es obligatorio y eso alivia la situación para unas 30 mil personas. “La libreta es un concepto del siglo pasado”, manifestó sobre la medida a nivel local. A su vez, explicó que enviarán al Concejo un proyecto de ordenanza que permita derogar la normativa actual en la ciudad.

Vamos a jerarquizar el curso de manipulación y el acceso de la población a los controles de salud, ya sea en su obra social y, si no la tiene, está toda la red de atención municipal y provincial”, apuntó el secretario de Salud Leonardo Caruana.

El titular del área de Producción, Empleo e Innovación Germán Giró destacó que la eliminación de la libreta convierte a “dos requisitos que se simplifican en uno”. Además del beneficio para pymes, las autoridades del Instituto del Alimento recordaron que los cursos que siguen siendo obligatorios contribuyen a prevenir “la contaminación a través de una práctica no adecuada sobre un alimento que pueda transformarse en una enfermedad con impacto en la salud pública”.




Comentarios