"Soñé muchas veces con este hermoso momento", dijo el ex Rosario Central sobre lo vivido este sábado.


Ya consagrado como campeón de la liga francesa, Ángel Di María festejó un logro mucho más importante este sábado y no se privó de compartir su emoción a través de redes sociales. Así dio a conocer que cumplió el sueño de entrar a jugar un partido oficial junto a su primera hija.

“Fideo” también se dio el gusto de abrir la cuenta en la goleada de local contra Dijon como parte del cierre del torneo local. Después su definición cuando iban apenas 3 minutos de juego, París Saint-Germain (PSG) se impuso por 4 a 0 ya con el título de liga asegurado.

Lo mejor de la noche para el volante, sin embargo, había ocurrido mucho antes. Con 6 años recién cumplidos, Mía Di María pisó el césped del Parque de los Príncipes de la mano de su papá para participar del saludo con los árbitros y rivales ante de que empezara el encuentro.

“Soñé muchas veces con este hermoso momento”, expresó el jugador de la Selección Nacional a través de su cuenta de Instagram a la hora de compartir las imágenes. La hermana mayor de Pía (1) ingresó con el uniforme de Dijon al igual que el resto de los niños y disfrutó del instante que tanto ansiaban. Su padre, en tanto, le escribió en un breve mensaje público: “Tu felicidad y ansiedad de que llegara este día eran iguales a las mías“.






Comentarios