Al delincuente no le importó que por el lugar pasaban muchos peatones y no paró hasta llevarse el rodado.


Los delincuentes parecen estar cebados en la ciudad, atacando a cualquier hora y lugar, e incluso con testigos por doquier. Un ejemplo de ello fue el robo de una bicicleta perpetrado este jueves.

Alrededor de las 19, en pleno centro (Santa Fe entre Mitre y Entre Ríos), un sujeto se llevó en menos de un minuto una bicicleta que estaba atada con una linga. El malviviente la sustrajo sin problemas mientras transeúntes pasaban por el lugar.

Eso sí, se cuidó de taparse el rostro con ropa, pero igualmente quedó filmado por la cámara de seguridad de un comercio de la zona. Como dato distintivo para aquel que la vea, la bicicleta es azul y posee dos etiquetas a los costados que dice “Bianchi”.






Comentarios