Según el informe de la ONG Concejalía Popular, las principales causas son la caída del consumo y el incremento de costos. 


La Concejalía Popular realizó un nuevo informe sobre la situación de los comercios rosarinos y los resultados fueron muy desalentadores: en los últimos 60 días cerraron más de 150 locales comerciales en la ciudad. El último informe semestral presentado por la Concejalía advirtió sobre la existencia de 3.872 locales comerciales ociosos al 1 de marzo de este año.

A través de un comunicado, la entidad precisó: “La caída estrepitosa del mercado interno, la apertura de las importaciones indiscriminadas, el costo de las tarifas y servicios y la irracionalidad del mercado inmobiliario argentino hacen un combo explosivo que condiciona la sustentabilidad de los pequeños y medianos comerciantes”.

La ONG que monitorea el mercado inmobiliario advirtió que el fenómeno “se agudiza en el macrocentro y en las galerías comerciales” y remarcó que en los barrios históricos “se mantiene una tendencia a la defensa férrea de los comercios donde las mismas organizaciones y la red de comerciantes tratan de acordar con los propietarios en la defensa de los comercios de cercanía”.

Ante este panorama, desde Concejalía solicitaron el “esfuerzo” del sector público tanto provincial como municipal. Pidieron que se tomen medidas para paliar la crisis que vive el sector.

En ese sentido, recomendaron “suspender por 180 días toda medida judicial de desalojo de locales comerciales pymes así como también las cláusulas de indexación de contratos de alquiler de locales comerciales”, solicitando una “mediación de las partes” para evitar el conflicto.

Por último, propusieron “convocar a las organizaciones de la producción y el comercio de la región para acordar medidas eficaces que frenen el deterioro creciente de la actividad productiva y comercial”.






Comentarios