El gremio adujo que hay "muchos descuidos" pero pesa más la amenaza de que los privados frenen la construcción.


Después de la muerte de un joven obrero en zona noroeste y el rescate de su compañero por un accidente laboral, la seccional local del gremio de la construcción reconoció que “hay muchos descuidos” en el sector privado, pero las patronales amenazan con parar temporalmente si denuncian la falta de seguridad.

“Los trabajadores no lo hacen porque es lo único que tienen”, advirtió Sixto Irrazábal, secretario adjunto del sindicato. El dirigente subrayó que las falencias se dan “principalmente en obras privadas” y que ese mismo sector recurre en forma excesiva a la subcontratación. “Ninguna empresa principal tiene siquiera los encargados a su nombre”, ejemplificó.

El secretario adjunto de la Unión Obrera de la Construcción de la República Argentina (Uocra) refirió en un reportaje con LT8 que los empleados dejan de cobrar horas extra o adicionales por feriados. A esto agregó que “muchos accidentes menores también terminan dañando la calidad de vida” y quienes sufren lesiones tienen problemas para reinsertarse. “Hay muchachos de entre 50 y 55 años que se quedan afuera porque la ART los rechaza”, puntualizó.

“Estamos mal organizados lamentablemente. Tenemos mucha gente mal y no lo denuncian, pero también es entendible. Te cierran y te paran la obra una semana y lo único que logran es que los compañeros se enojen“, concluyó el gremialista.






Comentarios