Enzo F. amplió el estremecedor relato de lo vivido mientras la Justicia secuestraba documentación en dos comisarías.


El Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmó este miércoles que la Justicia provincial secuestró documentación de dos comisarías bajo la mira por el arresto ilegal de un adolescente. Luego de ser liberada, la víctima apuntó a uno de los presuntos agresores y señaló que también le robaron efectos personales mientras estuvo demorado.

Fuentes de la Fiscalía ratificaron que la denuncia formal fue radicada un centro territorial y a partir de entonces se ordenó la intervención de la Dirección de Asuntos Internos de las fuerzas de seguridad provinciales. En paralelo, los funcionarios del organismo judicial analizarán las actas de procedimiento vinculadas al caso. Asimismo esperan identificar a los uniformados que estaban de servicio a la hora en que Enzo F. fue trasladado a la seccional 14 y luego derivado a la 32.

Por su parte, el joven militante social señaló al efectivo que lo agredió y reclamó: “No queremos más a esta policía fascista”. El muchacho que pertenece a la agrupación Luchadores Independientes Organizados (LIO) contó que pasó “cinco horas detenido y dolorido” luego de presenciar una requisa a dos amigos en La Paz y Cullen. “Me desfiguró el rostro, me pateó, me dio con la picana, amenazo con violarme y hasta me robó una cadena de oro; todo por conocer mis derechos y por no tener el documento”, aseguró.

El caso está en manos de la unidad de Violencia y Corrupción Institucional del MPA, la cual tenía previsto ampliar la presentación inicial y tomarle declaración al chico de 17 años oriundo del barrio Villa Urquiza. En el mismo sentido se solicitó autorización para realizarle exámenes médicos y corroborar las lesiones retratadas en las fotos que circulan desde el martes en redes sociales.






Comentarios