El senador nacional y la ex vicegobernadora intentaron brindar un gesto de unidad peronista de cara a las generales del 16 de junio.


Omar Perotti y María Eugenia Bielsa se mostraron juntos por primera vez desde el triunfo del rafaelino en las internas peronistas a gobernador, en lo que se pretende mostrar como un gesto de unidad con propósito meramente electoral, pese a las públicas diferencias que históricamente tuvieron.

El lugar del encuentro fue un bar de Cochabamba y Juan Manuel de Rosas, y contó con un amplio despliegue de militantes de uno y otro bando. Si bien se difundieron públicamente los temas abordados, dejaron trascender que ya venían teniendo encuentros reservados.

Lo mismo había ocurrido en los últimos días con los equipos técnicos de la ex vicegobernadora y del senador nacional. La foto no hace más que revalidar las últimas declaraciones de Bielsa admitiendo su apoyo a Perotti para las generales del 16 de junio.

Esta posibilidad se había puesto en duda luego de que se negara a reconocer en la noche del domingo 28 de abril el triunfo de su adversario, según su versión, porque estaba “siendo perjudicada con la carga de datos”. Pese a que en la previa ambos habían acordado que el perdedor saldría inmediatamente a respaldar al vencedor, esto no ocurrió.

Recién hubo que esperar algunos días hasta que Bielsa salió a responderle a dirigentes socialistas que habían sugerido que parte de sus 239.107 votos podían irse al Frente Progresista. “Se equivocan si piensan eso, porque hemos mercado que el socialismo y Cambiemos son un límite político”, declaró.






Comentarios