La patronal descartó la reincorporación y los abogados del personal afectado argumentan en que el recorte es ilegal.


Después de la interna que se desató por la protesta de 22 despedidos en Electrolux, la empresa descartó este lunes la posibilidad de reincorporar a los empleados afectados. En la audiencia los trabajadores advirtieron que siguen sufriendo “agresiones y amenazas” por el reclamo.

Si bien parecía un avance después de una primera convocatoria a la que la patronal faltó el viernes pasado, la reunión concluyó con sin chances de revisar la situación. La abogada Celina Tidoni subrayó que la firma tomó una medida ilegal en el marco del procedimiento preventivo de crisis, pero esperan continuar dialogando para llegar a un acuerdo.

“Hay voluntad de parte del Ministerio de Trabajo porque también es una preocupación para la Provincia“, remarcó la letrada que integra el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (FIT) ante la consulta de Rosario/12. Antes del encuentro en la sede rosarina de la cartera, los manifestantes fueron a la cabecera de la autopista Rosario-Buenos Aires para visibilizar el problema y realizaron un corte de tránsito.

“Queremos volver a nuestros trabajos, que se frene la violencia y que no haya más familias en la calle. El Gobierno provincial tiene la responsabilidad de resolver el conflicto y así evitar que continúe escalando la violencia de las patotas de la UOM y la empresa, así como la criminalización y la represión a los trabajadores”, expresaron a través de un comunicado que renovó el reclamo de una solicitada que sumó entre otras la firma de Adolfo Pérez Esquivel.






Comentarios