La Justicia lo condenó a 13 años de prisión como instigador del asesinato de Roberto "Pimpi" Caminos.


Pasados dos años desde que fue declarado culpable de planear el homicidio de Roberto “Pimpi” Caminos, Diego Ochoa aparece nuevamente en el centro de una disputa judicial que esta vez tiene que ver con su derecho a la educación. Por tercera vez desde que está preso, la Justicia ordenó que al barra brava se le permita estudiar mientras cumple su condena.

La resolución se dio a conocer poco después de que el Ejecutivo provincial relevara a los jefes penitenciarios en las cárceles de Coronda y Piñero. El “Panadero” está alojado en este último penal y hasta fines de 2018 era trasladado en forma periódica para visitas familiares en la Unidad 3 de Zeballos y Riccheri, las mismas dependencias desde donde llevaban a los presos que se fugaron el último miércoles.

El hombre que estuvo al frente del paravalanchas rojinegro consiguió terminar la secundaria mientras estaba tras las rejas y luego intentó anotarse en la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Antes quiso ingresar a la Facultad de Derecho, pero se lo negaron y a cambio le recomendaron que optara por cursos virtuales.

Según informó este domingo Rosario/12, la Cámara de Apelaciones desestimó el último recurso de inconstitucionalidad interpuesto por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y e hizo lugar al hábeas corpus que la defensa de Ochoa presentó en un primer momento. De esta manera, se reiteró en segunda instancia la decisión de autorizar al ex jefe de la barra brava leprosa a disponer una computadora para estudiar. Sin embargo, el equipo sólo tendrá acceso restringido a Internet.

El “Panadero” fue sentenciado a 13 años de prisión efectiva por mandar a matar a “Pimpi” la madrugada el 19 de marzo de 2010 frente a Ezeiza, un bar de la zona oeste ubicado sobre Servando Bayo y Zeballos. Antes de que se dictara aquella pena unificada, la Justicia provincial había condenado como autores materiales a Carlos Alberto “Betito” GodoyRené Ungaro. Este último, apodado “El Brujo”, también sumó el año pasado una nueva imputación en su contra como parte de una asociación ilícita comandada por su familia en el marco de la guerra con el clan Caminos.






Comentarios