Tras el insistente pedido de los comerciantes será más fácil colocar medidores.


La empresa Aguas Santafesinas S.A. (Assa) informó que las galerías céntricas podrán acceder con mayor facilidad a medidores para poder reducir el monto que abonan por el servicio.

Los comerciantes habían reclamado en reiteradas ocasiones por las abultadas boletas que debían pagar cuando en algunos casos prácticamente no utilizaban el agua. El problema radicaba en que abonaban por metro cuadrado y no por lo consumido.

Tras encontrarse con trabas burocráticas por parte del Ente Regulador de Servicios Sanitarios (Enress), finalmente Assa anunció que flexibilizará los requisitos que deben cumplimentar las galerías para la colocación de medidores.

“Este es un logro colectivo”, opinó en diálogo con La Capital el presidente de la Asociación Casco Histórico de Rosario, Fabio Acosta. “En algunas galerías ya habían bajado los brazos. Pero esto supone una excelente noticia porque para los comerciantes redundará en una baja significativa de los gastos centrales e individuales de cada local”, afirmó.

Por su parte, el vocero de Assa, Guillermo Lanfranco, contó que esta flexibilización consiste en que ya no será requisito que el 100 por ciento de los consorcistas estén de acuerdo con la colocación de los medidores, sino que solo será necesario lo que indique el reglamento del consorcio, y por otra parte, “ya no se solicitarán los planos de los edificios para ver dónde están ubicadas las conexiones, sino que bastará con presentar un croquis”.

Una vez implementado, llegará una sola boleta con el importe por lo consumido y deberán repartirlo entre los locatarios como se realiza con los demás gastos centrales.






Comentarios