Marcelo Maximino indicó que los dos vehículos en los que se fugaron los internos fueron robados con posterioridad al ataque.


La fuga de presos que eran trasladados a la cárcel de Coronda suma hipótesis. Para el fiscal encargado de la investigación, no se habría tratado de una emboscada.

El funcionario del Ministerio Público de la Acusación (MPA) aseguró que “por el momento la información que circula es muy variada“. “Tenemos que ir tomando lo que sea útil”, aclaró respecto a datos erróneos que se escucharon desde el mediodía.

Alrededor de 120 efectivos policiales trabajaban en la autopista a Santa Fe para la recaptura de los presos. (Juan José García)

Hay trascendidos que no nos permiten tener claro lo sucedido“, agregó. Y respecto a que se haya tratado de una emboscada declaró: “No es la principal hipótesis que estamos trabajando“.

“Circuló información de dos vehículos involucrados pero que habrían sido robados después del hecho, para la huida“, sostuvo.

Alrededor de 120 efectivos policiales trabajaban en la autopista a Santa Fe para la recaptura de los presos. (Juan José García)

Esto hizo pensar que los internos no habrían estado inmovilizados, sobre lo cual dijo: “Si estaban esposados no lo podemos confirmar, es como debieron estar durante el traslado“.

Además, mencionó que tenía información de “nueve personas evadidas” y solo “dos recapturados”.






Comentarios