La detención se produjo luego de un operativo encubierto de los efectivos. El ex empleado reconoció ser el autor del hecho.


Un hombre fue detenido este martes luego de robar con un flete una rotisería del macrocentro en la que se desempeñaba como cadete. El apresado, una vez en la comisaría, reconoció el hecho.

Según fuentes policiales, el lunes pasado se presentó en la seccional 2da Luis C., quien había denunciado el pasado 27 de abril que dos sujetos, en una camioneta, habían sustraído distintos elementos de un local suyo ubicado en Alvear al 300.

El hombre manifestó que había visto en Avellaneda al 3000, a pocos metros de otro local de su propiedad, el mismo vehículo que usaron para cometer el robo.

En consecuencia, los agentes montaron un operativo para dar con el dueño del vehículo. Los efectivos fueron al lugar de encubierto junto a la víctima e individualizaron al conductor de la camioneta Ford F100 con caja de madera, identificado como Fabian A., de 28 años.

El sujeto fue demorado y trasladado a sede policial donde fue entrevistado. En la comisaría contó que lo habían contratado para hacer un flete desde Alvear al 300 hasta un domicilio de Doctor Riva y Dorrego, donde descargaron los elementos sustraídos.

Los agentes le consultaron a la víctima si conocía a alguien que viviera en ese lugar y explicó que en dicha dirección vivía un ex empleado suyo quien trabajó de cadete de reparto. Se realizaron diferentes medidas investigativas, entre ellas búsqueda por Facebook del sospechoso, siendo identificado por el fletero como quien lo contrató.

Los policías consiguieron el teléfono del sospechoso, identificado como Fabricio M., y tras contactarse con él le ofrecieron un trabajo y lo citaron en Avellaneda y Reconquista. Allí se montó un operativo encubierto para lograr el arresto. Tras una breve espera, Fabricio M. se presentó en el lugar, fue detenido y trasladado a sede policial.

Una vez en seccional, el detenido admitió ser el autor del robo y que los elementos sustraídos todavía estaban en su poder. En cosecuencia, el fiscal interviniente David Carizza, ordenó allanar la vivienda de Doctor Riva y Dorrego, donde se pudo recuperar la totalidad de los elementos robados: un freezer, una heladera exhibidora vertical, una fritera, una máquina de cortar fiambres, una maquina de picar carne y un monitor de PC.

Además el fiscal ordenó que el arrestado continúe en calidad de detenido.






Comentarios