Se los acusó  por impedir el libre acceso de vehículos de carga en la firma, afectando el normal funcionamiento.


Los empleados despedidos de Electrolux fueron imputados este martes luego de la fallida audiencia del lunes. Se les achacaron los delitos de usurpación y sabotaje por turbación en concurso ideal en calidad de coautores.

Los trabajadores fueron acusados a raíz del bloqueo realizado en las puertas de acceso a la planta Frimetal S.A ubicada en Batlle y Ordoñez al 3400 el 29 de abril, lo que impidió “el libre acceso y egreso de vehículos automotores de carga afectando el normal funcionamiento de la misma”.

Acampe de protesta por despidos frente a la planta de Electrolux. (Facebook)

Fueron imputados por la fiscal Valeria Haurigot, de la Unidad de Investigación y Juicio, Emanuel García Gardanez, Patricio Carlos Martín, Luciano Scotta, Ezequiel Pablo Quinteros, Priscila Valeria Moro, Alejandro Matias Del Grosso, Romina Gisela Alvarez, Elias Martin Aukstakalnis, Esteban Emanuel Zaya, Lorena Marina Ojeda, Lucas Rodríguez Tondo, Victor Ariel Del Real, Carlos Damián Herrera y Jorge Marcelo Ramírez, quienes lo asumieron como una contraofensiva de la patronal.

Según la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación (MPA), impedir el funcionamiento de la empresa “excedió” el reclamo por el recorte de personal.

El juez de Primera Instancia Hernán Postma aceptó la calificación legal del caso que hizo la Fiscalía, no haciendo lugar al cese antijuridico de estado en tanto y en cuento se finalice el tramite correspondiente entre las partes, con fines de resolver el conflicto en el Ministerio de Trabajo.

La audiencia había sido convocada inicialmente para el lunes, pero, según fuentes judiciales, sólo uno de los trabajadores compareció.






Comentarios