El joven abogado asumirá en diciembre la intendencia de Pilar, después de haber resultado electo en los comicios del 14 de abril.


Y sí, los ojos de la provincia y también del país, estaban puestos en las elecciones de Pilar, esta ciudad del departamento Río Segundo en la que se presentaron nueve listas para la intendencia, y donde la particularidad principal fue que uno de sus candidatos se encuentra privado de su libertad.

Leopoldo Grumstrup de la UCR logró imponerse por 11 puntos sobre Diego Bechis, el ex mandatario municipal preso, que quedó en segundo lugar.

A días de haberse desarrollado las elecciones, dialogamos con el candidato electo quien se definió como un joven abogado de 30 años de edad, militante desde los 15 años, padre de una beba de 11 meses, casado, nieto de uno de los fundadores de uno de los clubes de la ciudad e hijo de un reconocido militante radical.

Egresado de la UNC y diplomado en Derecho Municipal; decidió involucrarse en política asumiendo una candidatura pese a las circunstancias presentes en el Municipio local, “para empezar a mejorar, porque de brazos cruzados no vamos a poder aportar ninguna solución”, declaró.

Feliz por la diferencia lograda en las urnas, asume que los ciudadanos quieren cambiar la manera de hacer política, y sostuvo que el 25 por ciento obtenido por el candidato preso, le permite interpretar que el “75 por ciento de la población decidió elegir una opción distinta a lo que viene gobernando. La sociedad ha visto que se puede trabajar de otra manera, y que esto es un ciclo agotado, terminado”, enfatizó.

Acerca de la situación municipal, Grumstrup adelantó que se pedirá una auditoría contable y legal a cargo de la UNC para “saber a ciencia cierta en qué estado se encuentra hoy el Municipio”, remarcó.

En Pilar, “continúan presos el ex intendente Diego Bechis; el ex director de Juventud y Deportes y el asesor letrado; y los concejales están imputados y procesados a punto de iniciarse un juicio este mes de mayo”, detalló.

“Pilar vive una situación compleja, una crisis institucional, donde a lo largo de ocho meses han pasado distintos intendentes, que cambiaban cada dos meses por imputaciones, elevación a juicio y procesamientos, lo que los obligaba a apartarse del cargo”, informó.

“Lo que está pasando en Pilar es algo nunca visto. A lo largo de la historia de las distintas localidades del deparamento, esto es algo que nunca antes se había dado”, asumió Grumstrup.

El intendente electo informó que junto a su equipo, al día siguiente de la elección, ya comenzaron a trabajar para determinar las acciones a llevar adelante, reconociendo que la seguridad es un tema central al igual que la educación, para poder concretar un parque educativo en Pilar como herramienta para que todos puedan tener acceso a la educación.

“Hoy tenemos la posibilidad de cambiar esta historia porque la sociedad ha dicho basta; el 75 por ciento de la población decidió tener otro tipo de representantes, otra manera de llevar adelante un Municipio; pero hay que trabajar de manera decidida, donde la educación es primordial para una sociedad para que entienda las situaciones que atraviesa Pilar en este caso concreto”, declaró el profesional.

En la parte final de la entrevista, Leopoldo resaltó la importancia de “darse cuenta” de que quienes los gobernaban “están en un proceso penal porque han defraudado al Estado, nos han defraudado a todos…” Y dijo a los vecinos: “Se terminó la época más oscura para Pilar”.






Comentarios