Las declaraciones de la intendente electa de Río Primero, se viralizaron luego de que se abriera el debate por la posible creación de un Código de Ética Municipal que limitará el nombramiento de familiares de los funcionarios.


Después del gran debate público que generó la presentación de un proyecto de ordenanza por parte de los concejales de Unión Por Córdoba, para la creación de un Código de Ética Municipal, generando diferencias dentro de los mismos bloques de concejales, se viralizó un video donde muestra la postura de la intendente electa, Cristina Cravero, un mes antes de los comicios del 14 de abril, en los que obtuvo el triunfo, asumiendo el próximo 10 de diciembre la intendencia de Río Primero.

Por aquel entonces, como candidata, se mostró firme a la hora de contestar que no utilizaría “a la política para acomodar a mi familia”, a la vez que destacó las capacidades como profesional de su esposo, a quien le delegaría “el mando” de la casa, asumiendo que hasta ese momento “mando yo, como corresponde”.

Además, la por entonces candidata de Unión Por Córdoba, había remarcado “la confianza en el equipo que formé, para hacer el mejor equipo de gobierno de todos los tiempos”, remarcando una vez más que “no hace falta poner a la familia para poder gobernar”.

Sin embargo, ahora, ante la posibilidad de que se apruebe el Código de Ética Municipal, y al ser consultada sobre los nombramientos de familiares de los funcionarios municipales, prefirió no emitir su opinión.




Comentarios