El compromiso ambiental de los profesionales los llevó a concretar la iniciativa que es celebrada por los propietarios.


El estudio de Ingeniería y Arquitectura INAR de Río Primero, integrado por el ingeniero Roger Castelló y los arquitectos Mariano Aimino y Alejandra Boasso, llevan adelante una importante iniciativa al finalizar cada obra.

Por su compromiso ambiental, decidieron entregar dos árboles a cada obra culminada: “Sabemos que cada obra tiene su impacto ambiental, es superficie que se impermeabiliza, por eso quisimos aportar nuestro granito de arena con la entrega de los árboles para devolverle un poco de todo lo que le quitamos al medio ambiente”, expresó Castelló sobre la iniciativa.

INAR.

El profesional además destacó que “el privado tiene poca conciencia sobre la importancia del arbolado público, sobre todo quienes construyen para alquilar, con cuadras que dan lástima, sin ningún árbol”, lamentó el ingeniero.

Son los propios profesionales los encargados de realizar la plantación de los árboles elegidos por los propietarios de cada obra terminada

Con la intención de que más profesionales puedan sumarse a la iniciativa, y de que cada uno desde el lugar que le toque ocupar sepa que puede aportar algo al mejoramiento del medio ambiente, Castelló declaró: “Ojala que la gente tome conciencia de los múltiples beneficios del arbolado urbano y se comiencen a plantar más arboles”.

Son los propios profesionales los encargados de realizar la plantación de los árboles elegidos por los propietarios de cada obra terminada

Río Primero es una localidad donde cuadras enteras no cuentan con árboles, visibilizándose esto principalmente en las nuevas urbanizaciones. Por eso, los profesionales apuestan a un pueblo más verde, dejando a elección del cliente la especie y comprometiéndolos en su cuidado.




Comentarios