Se aguardan las pericias toxicológicas para determinar las sustancias arrojadas al receptáculo.


Ocurrió este lunes cuando un hombre fue observado en el techo de la vivienda de la familia damnificada. Al parecer, no sería la primera vez que el vecino en cuestión habría actuado en perjuicio de la gente del barrio Lucchi en Río Primero.

Tras realizar la denuncia, una bromatóloga tomó muestras del agua. Se aguardan los resultados de las pruebas, lo que sería determinante en la imputación que reciba el denunciado.

La familia que sufrió el ataque aseguró desconocer las motivaciones de su vecino, quien presentaría trastornos psicóticos; y expresaron que el olor del agua es tan fuerte que debieron abandonar la vivienda.




Comentarios