El ganador de la bandera de Río Primero, habló tras la oficialización de su propuesta.


No fueron días fáciles para Pablo Gelvez Anello, quien se vio envuelto en una ola de comentarios a favor y en contra del proyecto que presentó en el marco del concurso público para elegir la bandera de Río Primero.

Joven comerciante local, presentó su propuesta casi al cierre del plazo, el último día, en la última hora. Y nunca imaginó que horas más tarde estaría recibiendo el llamado del intendente municipal, Carlos Borgittino, convocándolo a la sala de reuniones del Municipio.

Pablo sólo se lo comentó a su mamá, y allá fue, sin saber para qué se lo citaba. Al llegar, se encontró con los miembros del jurado que le informaron que su propuesta había resultado elegida, y minutos más tarde los mensajes de Whatsapp inundaban su teléfono con mensajes de felicitaciones.

Pero después llegaron los cuestionamientos, las observaciones y la polémica. A todo eso, Pablo decidió mantenerse al margen, a la espera de que pudieran expedirse quienes entienden del tema, ya que él tampoco es diseñador y solo participó motivado por el valor histórico y emocional de poder formar parte de un hecho tan significativo como lo es el diseño de la bandera de los rioprimerenses.

“Fueron días de mucho nerviosismo, de mucha tensión, pero ahora ya se oficializó asi que estoy muy contento, muy feliz, tratando de dimensionar lo que esto significa”, reconoció con emoción el joven, cuyo nombre a partir de ahora formará parte de la historia de Río Primero.

“Que nos permita unirnos y que nos pueda identificar a todos”, fue el deseo que Pablo nos compartió al finalizar la nota, esperando que finalmente se llegue a confeccionar el paño para que en el cumpleaños 131 de la localidad, que se celebra este 25 de septiembre, el nuevo emblema pueda flamear junto a la enseña nacional y provincial, en el cielo rioprimerense.




Comentarios