Los profesionales se expidieron sobre las observaciones presentadas por un participante ante el proyecto elegido.


Este lunes en la sesión especial convocada por el Concejo Deliberante de Río Primero, se leyó la nota de los vexilólogos: Cristian Baquero Lazcano y Francisco Caligiuri, en la que se remitieron a “las cinco recomendaciones básicas”, a la hora de dar respuesta a las observaciones realizadas por un participante del concurso.

Los profesionales detallaron:

Que sea original: la bandera elegida no tiene similitud con ninguna de las existentes.

Que tenga pocos colores y que exista contraste entre ellos.

Que no tenga escrituras sobre el paño.

Fácil de recordar y de confeccionar (simplicidad).

Cumple con las reglas más antiguas (simbolismo): los colores principales se encuentran separados por un metal (en este caso es el blanco que simboliza al metal plata), por otra parte el simbolismo abstracto elaborado y que hace al conjunto icónico también refleja un metal contrastante (amarillo que simboliza al metal oro).

Sobre su significación, los especialistas sostuvieron que “hace total alusión a una relación directa con la identidad de Río Primero”, considerando “al conjunto icónico como una unidad de trabajo, por la situación reflejada en su simbolismo”.

Sobre la presencia de la firma del autor del proyecto, los especialistas sostuvieron que “ninguno de los integrantes del jurado reaccionó señalando que la rúbrica sea de una persona física… o que se hubiese reconocido tal marca”, por lo cual se tomó el criterio de “que la misma podría vincularse con el seudónimo… por lo que no corresponde su descalificación del concurso”.

Finalmente, los profesionales consultados culminan señalando que “la elección no es incorrecta”.

Ante tales fundamentos, los ediles pusieron a votación el proyecto de ordenanza para la oficialización de la bandera elegida por el jurado, aprobándose por unanimidad.




Comentarios