El telón que cubrió parte de la tribuna del Kempes, se llevó todas las miradas, tanto que el propio homenajeado quiso conocer a su autor.


El ex Talleres tuvo su gran despedida el 7 de septiembre en el estadio Mario Alberto Kempes, donde importantes figuras del fútbol se dieron cita para acompañarlo en un momento histórico e imborrable para el deportista.

Fue impactante el telón que desplegaron los hinchas en la tribuna, con la figura del ídolo; tanto que el propio Cholo quiso conocer al autor de semejante aerografía. Así fue como contactó a Pablo Espeche: “Fue la primera vez que la persona que dibujo me invita a su casa para felicitarme y tomar mates como si fuera su amigo… La calidad de persona del Cholo le dio sentido a todo el esfuerzo”.

Pablo Espeche

El joven autodidacta, nació en Arroyito, vivió en Río Primero y actualmente está radicado en Villa Santa Rosa. A sus 34 años, son muchos los telones que ha realizado en el país y el exterior. Sus obras se encuentran en distintas partes del mundo, donde se valora su impresionante arte.

Pablo Espeche

Recordando sus inicios, Pablo contó que fue en el año 2000 cuando un amigo le pidió que le dibujara la cara de la Mona Jiménez en una cortina de un metro y medio “que le había sacado a la madre”, donde con una lapicera “hice lo mejor que pude y desde ese día no paré más”.

Pablo Espeche

Ha pintado innumerables banderas y telones, pero a la hora de hablar de su preferida, asume que “no hay ninguna más importante que otra, porque desde la primera y hasta la última, todas están conectadas y forman parte de un proceso de aprendizaje. Cada trabajo es único pero no mejor que otro”.

Pablo Espeche

Con el sueño de recuperar espacios que necesitan intervención artística, Pablo afirma que “los espacios libres son las galerías de arte de los muralistas, grafiteros y poetas”; además de poder ayudar a la gente a que encuentre su habilidad y pueda desarrollarla.

Sobre uno de sus últimos trabajos, el telón para el partido despedida del Cholo Guiñazú, Pablo reconoció que “lloré como un nene” al verlo desplegado en la tribuna. “Había estado cuatro días encorvado y me dolía mucho la espalda, pero cuando se bajó el telón, se me fue el dolor. Fue como hacer un golazo al ángulo”, graficó.

Pablo Espeche




Comentarios