La jovencita presenció la terrible situación entre sus padres. Ella fue quien impidió que su padre continuara hiriendo a la mujer. El hombre continúa prófugo.


El domingo cerca del mediodía, en plena jornada electoral, se conoció la terrible noticia que impactó a la localidad de Río Primero. Marilina Reyes de 48 años de edad, había sido atacada por su ex pareja, Néstor Díaz (47), con un cuchillo frente a su hija.

La pareja se había separado, y la mujer vivía en Córdoba. Con motivo de las elecciones, volvió a Río Primero a sufragar y pasó a visitar a su hija. En ese contexto se habría encontrado con su ex pareja, con quien se inició una discusión que terminó con el feroz ataque.

La policía fue alertada por una vecina, pero al llegar al domicilio del barrio Centro de la localidad, el hombre ya había huído. La mujer presentaba heridas de arma blanca en nariz, rostro y torso, como así también en uno de los pulmones, por lo que debió ser intervenida quirúrgicamente, manteniéndose estable, según los informes policiales.

Este miércoles, la hija habló con Canal Doce de Córdoba, y en un testimonio desgarrador contó lo sucedido. “Él lloraba y le seguía pidiendo que volviera”, relató la joven, asegurando que su padre no aceptaba la separación. “Ella le dejó bien en claro que no, y se escuchó el silencio entonces pensé que ya habían terminado de hablar pero de pronto escucho un ¡No! como para que la suelte, me levanto y voy corriendo hasta el patio de luz que es donde se dio la situación, y me lo encuentro a él arriba de ella. Creí que le estaba pegando pero después vi que había sangre, y me di cuenta que la había apuñalado con un cuchillo”.

“Como pude lo saqué de encima de ella”, dice la hija de la pareja, “me paré entre medio de ellos dos y le pedí que se fuera, y él se fue”, relata la jovencita. Después llegó la policía y la mujer fue trasladada a un centro asistencial de la ciudad de Córdoba donde aún permanece.

“Él nunca aceptó que mi mamá se independizara, que pudiera hacer su vida sola y que ella decidiera no estar más con él, que le dijera que no lo quería más”, comentó la joven. El hombre tenía una restricción que habría violado en reiteradas ocasiones, pero la mujer no lo habría denunciado “por el trabajo”, sostuvo la hija de la pareja. 

El hombre continúa prófugo. “Desde que pasó eso el domingo, no se sabe nada de él”, aseguró la hija.






Comentarios