Era buscado desde hace ocho años por "entregar" a los clientes de su inmobiliaria de San Isidro. Estaba en la localidad cordobesa del departamento San Justo.


La localidad de Balnearia no sale del asombro tras la detención de Tincho Igarzábal, un joven que era intensamente buscado y tenía pedido de captura internacional.

Detención en Balnearia

Rodrigo Martín del Coro “Tincho” Igarzábal está acusado de comandar una asociación ilícita junto a su padre, con quien integraba La Banda de la Inmobiliaria.

Allí, cuando un cliente recibía el dinero por la venta de una propiedad, los “entregaba” para que los asaltasen.

La orden de captura es de 2011. En esa ocasión cayeron los dueños de la inmobiliaria DIC Propiedades de San Isidro y Vicente López, pero Tincho se instaló en Balnearia, donde habría trabajado en un carro de comidas y también como chef en el hotel Ansenuza de Miramar.

Igarzábal estaba en pareja con una joven de la localidad, pero no era conocido. “No tenía vínculos en la sociedad, fue una sorpresa. Nunca se lo vio en la calle, ni siquiera con la chica. Era alguien que por su situación se estaba escondiendo”, concuerdan en afirmar los vecinos del pueblo.

“Creía que ya no lo buscaban o que la causa estaba prescripta. No usaba identidad falsa. Preparaba comidas para hoteles, festivales y eventos”, señaló una fuente judicial.

Detectives la División Investigación Federal de Fugitivos de la PFA, que depende del Departamento de Interpol, tenían la sospecha que podía estar en Santa Fe o Córdoba, logrando luego poder confirmar su presencia en nuestra provincia. 

“Trabajó como chef en hoteles y restaurantes. No usaba una identidad falsa, pero siempre usaba su segundo nombre y siempre tuvo trabajos informales. Se escondía bien, pero a veces el tiempo relaja a los prófugos”, sostuvo un detective policial que estaba tras los pasos de Del Coro Igarzábal.

El personal policial llevó a Córdoba un dispositivo de morpho touch, que en 30 segundos permite identificar a personas con antecedentes penales y pedido de captura.  “En los últimos días había tenido un problema con el pago del lugar donde guardaba su food truck y se lo habían retenido”, informó un investigador.

En declaraciones a Radio Mitre, el padre del detenido había expresado en 2011: “Hace 30 años que me dedico a la actividad y nunca tuve una situación parecida. Yo no sé qué pasó con mi hijo. Si yo hubiera sabido que mi hijo estaba en algo, habría tomado una decisión. Yo le pido a mi hijo que se presente a aclarar su situación. Por la familia necesitamos que se entregue. El día que yo sepa dónde está, yo mismo le voy a decir que se entregue. Estoy viviendo un drama familiar y económico”.

La agencia de noticias Télam informó que uno de los miembros de la inmobiliaria, confesó que Tincho llegó a planear el secuestro de su propio hermano y un asalto a la casa central de la inmobiliaria en Olivos, pero se cancelaron esos planes por lo peligrosos que eran los delincuentes.






Comentarios