Secretario general informó de las recategorizaciones y se buscará acordar los convenios sobre plan de viviendas.


Los trabajadores municipales y las autoridades comunales de Río Gallegos se reunirán esta tarde en negociaciones paritarias en las que la cuestión salarial estará fuera de la agenda.

Pedro Mansilla, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem) informó a Télam que en el encuentro a realizarse en el Concejo Deliberante, se tratará el tema de las recategorizaciones de 1.300 empleados y que se buscará acordar los convenios sobre el plan de viviendas del gremio- Explicó que “cada dos años” se tratan las recategorizaciones aunque ello no está previsto por la ley pero “corresponde a los usos y costumbres de la relación laboral”.

“Es probable que la nueva gestión nos patee, como se dice, para adelante y entendemos que cerrar la negociación de este tema antes que el salarial, lo va a permitir que los compañeros tengan asegurada su promoción, en función de cualquier eventualidad que pueda pasar” en cuanto a las próximas elecciones, apuntó.

El barrio de viviendas de los municipales se hará “con fondos nacionales que logró destrabar el intendente(Roberto Giubetich) y de 250 preadjudicatarios, merced a los datos de la Anses, se estarían entregando las primeras 100 antes de fin de año”, comentó.

Pedro Mansilla, secretario general del Sindicato de Obreros y Empleados Municipales (Soem)

“Una vez pasada la paritaria del día de la fecha vamos a solicitar el aumento de sueldo” porque para este tema, consideró, “se tendrá que ver cómo siguen las reuniones del gobierno provincial con los intendentes en función de modificar la ley de coparticipación“. “No se va a ofrecer más de lo que podemos”, dijeron a Télam fuentes del municipio de Río Gallegos al recalcar que se dará “prioridad al diálogo” en las negociaciones.

La municipalidad de la capital de la provincia de Santa Cruz tiene unos 3.800 empleados de planta, de los cuales se prevé que 1.300 sean recategorizados, sin contar los monotributistas, a unas 40 personas del Plan Veredas y a los agentes que trabajan en el sistema de estacionamiento medido local. Los cargos políticos son unos 300 y por lo general se eligen entre quienes son personal de planta.





Comentarios