La idea es utilizar la usina de 21 Mw que está en el predio de YCRT.


YCRT se planteó en el Concejo Deliberante de Río Turbio que la empresa rescató la usina de 21Mw cuyas máquinas se comenzaron a reconstruir en el 2008 y 2013 (a costos siderales) y a través de ello, proponen darle luz a Río Turbio, 28 de Noviembre y Rospentek a valores realmente interesantes: un 40% de la población menos pudiente podría tenerla gratis y el resto con una baja de hasta el 40% en los valores que actualmente pagan por sus facturas.

Explicaron también, a través de un Power Point, la posibilidad de tener una “reserva fría” activa y no desechar como segunda posibilidad, ante una eventual salida de servicio de las máquinas recuperadas, el interconectado nacional al que está enganchado la cuenca carbonífera.

Un tema para tener en cuenta es que 1 Mw a través de CANMESA costaría 75 dólares y 1 Mv a través del servicio de la empresa 45 dólares, Esto se lo facturarían a la provincia de Santa Cruz. Se estima que sería una recaudación de 11 millones de pesos mensuales y habría energía más barata.

Su aplicación representa un importante ahorro para el bolsillo de los habitantes de la zona sur de Santa Cruz. Creen que es posible hacerlo ya que la provincia está pagando 75 dólares a CAMMESA, y la empresa lo estaría haciendo en 45. Casi se abarata un 50 por ciento.

No obstante, el tema es la confiabilidad. Son calderas que tienen cerca de 100 años. La caldera 1, fue reparada en la época en que Daniel Peralta fue interventor y la caldera Scoda Nº 3 fue reparada en el gobierno anterior.

Por otro lado hay dos turbos generadores, uno de 7,5Mv y otro de 8Mw con problemas técnicos. Eso significaría que al tener un limitante tendrían que estar en servicio los dos grupos y no habría reserva de los turbo generadores. Asimismo no existirían reservas de caldera ya que entraría todo en funcionamiento.

Esto significa que el día que comience el servicio para las dos poblaciones, si una de las calderas sufre algún inconveniente o alguna avería, habría restricción de energía y cortes por sector. Para que el servicio sea confiable, siempre debe haber una caldera de reserva, y en este momento no la hay en la Usina de 21 Mega.

Al no haber equipamiento de reserva, y los que están son vetustos, podría implicar un problema con el servicio de energía.

Gestionar esta posibilidad sería optimo para los dos poblaciones y llegar a un acuerdo con provincia también lo es, pero para eso debe existir –como en todos los casos- una inversión, para que en el supuesto caso de sufrir algún inconvenientes en alguno de los equipos, pueda ser automáticamente subsanado el problema con un reemplazo para poder sostener a las dos comunidades, que al momento la empresa no cuenta.

Es de público conocimiento la falta de inversión en la usina y para poner en práctica este proyecto la pregunta que surge es si en este caso estarían dispuestos a hacer esa inversión o solo será una propuesta únicamente electoral.






Comentarios