Los residentes del  barrio Ayres Argentinos se ven perjudicados por los desperdicios de una chacra ubicada en la zona.


La Municipalidad de Río Gallegos, a través del Departamento Participación Ciudadana (Juntas Vecinales) resolvió oficiar de mediadora en una situación en la que los residentes del barrio Ayres Argentinos se ven perjudicados por los desperdicios de una chacra dedicada a la cría de porcinos ubicada en la zona. En la oportunidad, participaron además funcionarios de otras áreas dependientes de la Secretaría de Desarrollo Humano.

El emprendimiento se encuentra sobre la ruta, en la entrada al barrio Ayres Argentinos, y los habitantes del sector, en un gran número, presentaron sus quejas ante la comisión conformada en la elección de la Junta Vecinal. Reclaman el mal olor y los desechos afectan la vida cotidiana. Ante esta situación, en varias ocasiones se presentaron en la chacra para exponer su reclamo.

Ante esta situación, el director de Desarrollo Comunitario del municipio, Prof. Eduardo Murúa señaló que “se tomó como medida principal preservar el diálogo entre los vecinos, por lo que se definió reunir a las partes –los dueños del criadero y los vecinos de Barrio Ayres Argentinos- para acercar posiciones. En la oportunidad, nos reunimos aquí, en las instalaciones del productor Daniel Sarutti, quien accedió a dialogar con los vecinos para arribar a una solución”.

mediacion de municipio en conflicto

Por ello, desde las 11 , representantes de la Junta Vecinal, y el propietario del criadero, acompañados por la responsable de organizaciones barriales del municipio, Teresa Bertancud, un inspector de zoonosis de la comuna, Alejandro Fernández, y el director de Desarrollo Comunitario, Prof. Eduardo Murúa.

De igual forma estaban invitados a participar los responsables de Ambiente de la provincia y de Nación respectivamente, para que brinden su opinión y asistan en materia de reglamentación a los involucrados, pero no se presentaron.

En referencia a la situación ambiental, el inspector de zoonosis del municipio, Alejandro Fernández manifestó que “el criadero se encuentra dentro de las normativas vigentes, de acuerdo a los requisitos para la industria que realiza, por lo que la autoridad de competencia en el caso del reclamo de los pobladores cercanos corresponde al área de ambiente de la provincia”.

En tanto que la referente de Juntas Vecinales, Teresa Bertancud, destacó la voluntad de ambas partes en “intentar acercar posiciones, ya que todos buscamos que la situación se incline hacia una solución favorable para todos los vecinos”.

mediacion de municipio en conflicto

Primeros acuerdos

Luego de un largo diálogo, amable y respetuoso, los involucrados definieron como pautas a seguir, en primer lugar dirigirse a la Secretaría de Ambiente de la provincia para solicitar audiencia y de allí resolver, mediante una evaluación de impacto ambiental, los posibles caminos para eliminar los desperdicios producto de la actividad, en el menor tiempo posible.

En este caso, el Municipio continuará asistiendo a las reuniones, y oficiando de mediador para lograr un acuerdo de criterios, hasta tanto se solucione el conflicto.






Comentarios