Intervinieron agentes de las áreas de Tránsito, Saneamiento y Comercio, con el apoyo de efectivos de la Policía Provincial.


Tal como lo había anunciado oportunamente el intendente Roberto Giubetich, procedieron al primer operativo para retirar chatarra de la vía pública. En la oportunidad intervinieron agentes de las áreas de Tránsito, Saneamiento y Comercio, con el apoyo de efectivos de la Policía Provincial.

Se trabajó sobre calle Hipólito Yrigoyen al 150, donde existe un taller mecánico. En el lugar, los agentes de Tránsito trasladaron los rodados en desuso al Corralón Municipal, mientras que Saneamiento derivó la chatarra al Vaciadero Municipal. Por su parte, Comercio procedió a verificar habilitación y documentación del establecimiento.

Cabe señalar que el propietario del inmueble fue infraccionado en reiteradas ocasiones, pero hizo caso omiso de los emplazamientos dispuestos por el Municipio para sanear y despejar el espacio público. La chatarra impedía el paso de los peatones por la vereda, además de problemas de plagas que afectaba a los domicilios linderos.

Sobre veredas y cordones existían unos 20 rodados en estado de abandono. Además recayeron sobre el vecino numerosas denuncias de vecinos, que derivaron en actas de infracción, pero el responsable nunca se apersonó a las áreas pertinentes.






Comentarios