El problema no está en las camas, el problema es que el recurso humano no da más" destacó el Dr. Sánchez Céspedes.


Tras confirmarse oficialmente que el Hospital Regional de Río Gallegos tiene ocupación plena de las camas de la Unidad de Terapia Intensiva (UTI), desde el nosocomio el Dr. Sánchez Céspedes, médico del Hospital de Río Gallegos al evaluó la situación.

Destacó de la ocupación plena de las camas de UTI del nosocomio. Volvió a pedir comprensión por la situación del personal que está “sobresaturado y sobre exigido”. Dijo que entre enfermeros y médicos ya son 40 los profesionales aislados y que esa disminución de recurso humano “se siente”.

Aseguró que volverán a pedir por el uso del ibuprofeno inhalado y planteó que la mayor preocupación “no está en las camas, sino en el recurso humano que no da para más”.

El Dr. Freddy Sánchez Céspedes, médico del Hospital Regional de Río Gallegos aseguró “es lamentable esto, pero hemos llegado a la instancia de que terapia intensiva este ocupada en su totalidad.

Dr. Sánchez Céspedes

Hay muchos compañeros trabajando en terapia intensiva y en la sala COVID, están todos muy estresados y muchos no pueden descansar, ni médicos ni enfermeros. Es algo que vivimos ahí y es como que las autoridades no acompañan en nada ni saben resolver la situación”.

Por otro lado, Céspedes agregó “tenemos más camas y respiradores, el problema es que no tenemos recurso humano para que atienda a más gente. Llegamos a una instancia terrible y la gente no se concientiza al respecto.

Los que estamos adentro del Hospital no sabemos cómo parar la cosa, algunos se quejan de que fallecen familiares y muchas veces no hay manera de poder atenderlos adecuadamente porque el recurso humano escasea notablemente”.

Ante la consulta sobre si un paciente acude al Hospital, infectado y con dificultades respiratorias es derivado a un sector especial ante la ocupación plena de las camas de UTI, el Dr. Sánchez Céspedes aseguró “si viene el paciente con dificultades, se lo dirige a la sección de UTI o bien si se encuentra en mejor estado se lo deriva a otra ala. Estamos pensando en utilizar el ibuprofeno inhalado, pero la gente del ministerio y del Hospital todavía no lo ha administrado ni ha legislado al respecto.

Creemos que con esta situación, la ocupación total de las camas y la falta de personal, esperamos que se legisle y se apruebe, mañana en el comité de crisis lo vamos a plantear como algo que sea una posibilidad para el paciente”.

Finalizando, Céspedes se refirió a los recaudos para el tratamiento con el paciente y la forma de manejarse al momento de aplicar el ibuprofeno inhalado, ante esto destaco: “La idea de que el paciente firme el consentimiento para la aplicación, es para un deslinde de responsabilidad y que se vean beneficiados de evitar llegar al respirador.

Fuente: EL MEDIADOR




Comentarios